Ser feliz en el trabajo: Una responsabilidad de todos.

En estado de felicidad el ser humano es más talentoso, más productivo, más eficaz y más sano. Sin embargo la OMS determina que en 2020 la ansiedad y la depresión serán el primer motivo de baja laboral a nivel mundial (epidemia).Según el INE, más del 60 % de los españoles sufre algún tipo de estrés en el entorno laboral, con el consecuente perjuicio en la salud psicológica y física  y en la eficacia de las empresas

Estos son  algunos beneficios  que genera en una entidad tener empleados felices:

Se genera un boca a boca positivo de empleados a clientes. “Los clientes no son lo primero, lo primero son los empleados. Si cuidas de tus empleados ellos cuidarán de tus clientes.”
Disminuye la rotación en los puestos  Buen ambiente laboral.
Incrementa la productividad y calidad del servicio.
Si eres empleado aquí tienes algunos consejos  para conseguir ser feliz en el trabajo y evitar entrar en Síndrome  del Burnout  (“trabajador quemado”: es un empleado  agotado física y emocionalmente, con la autoestima por los suelos, derrotado):

Sonríe siempre y disfruta con el trabajo, sé positivo. Mantén alta tu autoestima porque ya vendrá alguien a bajártela y si partimos de niveles altos el riesgo de batacazo inminente es menor. Quiérete a ti mismo  más que a nadie.
Apóyate en la tecnología colaborativa. No me gusta hablar de “recursos  humanos” sino de ”humanos con recursos”. Es importante dotar de tecnología y medios suficientes.
Adáptate a entornos cambiantes y a equipos multidisciplinares. Aprende a trabajar en equipo, se flexible y polivalente para que no te encasillen en una tarea exclusiva.
Personaliza tu trabajo para darle tu toque diferencial. Comparte la información y retroalimenta positivamente, interésate por el feed -back de cualquier acción hecha.
No dejes de formarte nunca, si lo haces mueres profesionalmente. Conviértete en el mejor (o uno de los mejores)  para que no sólo te quieran en tu empresa actual, sino en muchas, así evitarás caer  en una “ zona de confort” por miedo a no tener otra salida.
Se proactivo, optimista, dinámico ; aporta ideas y que siempre vayan documentadas y medidas (análisis coste-beneficio). No adoptes una actitud de inmovilismo/pasiva.
No seas conformista, cuestiónate todo, hasta las mismas bases de una estructura organizacional,  hasta que estés convencido de entenderlas y poder demostrarlas.
Mide todo y márcate objetivos. Si no mides no sabrás dónde está la capacidad de mejora y siempre la hay. No se viene a trabajar sino a cumplir objetivos siempre.
Relativiza los problemas para saber si son importantes, urgentes o banales . A menudo nuestra mente tiende a  categoriza como importantes/urgentes problemas laborales del día a día ,  que si los pusiéramos en relación a otros realmente graves ( por ejemplo una enfermedad) ,  seguro que concluiríamos que eran banales y no importantes.
Nutre el cuerpo para dar energía a la mente; deficiencias alimentarias afectan a la salud laboral bajando la productividad hasta en un 20% según la OIT.
Duerme lo suficiente y tomate un kit kat en la jornada diaria. No pases toda la jornada sin salir de tu lugar de trabajo, sal a tomar el aire aunque sean  minutos.
“Ser feliz es una elección” : si proyectamos la felicidad como algo a conseguir a futuro, nos generaremos frustración por lo lejos que quedan los sueños de la realidad. Hay que decidir ser feliz hoy por ser como se es y con lo que se tiene o bien tomar decisiones, aunque conlleven riesgo, para aproximar los sueños a la realidad. Como no se consigue nada es situándose en una posición intermedia y lamentándose continuamente pero sin realizar acciones de cambio.
Elige , posiciónate y elijas la opción que elijas se feliz en el presente, no busques serlo en un futuro.

Si a pesar de seguir estos consejos desde tu posición de trabajador has entrado en una situación de desmotivación, estrés cronificado en el tiempo con sintomatología como : insomnio, jaquecas continuas, malestar gastrointestinal, opresión en el pecho, respiración alterada , mareos, desorden alimenticio, problemas familiares a raíz del trabajo por exceso horario y/o sobrecarga laboral, problemas de autoestima, derrotismo , agotamiento físico y mental…entonces debes tomar decisiones y salir de tu zona de confort además de aprender a auto-controlar el estrés  que es lo que te proponemos en Nascia  Cartagena.

El Biofeedback es un método que permite visualizar en tiempo real los procesos fisiológicos que tienen lugar en nuestro cuerpo, relacionados con la activación o desactivación del sistema nervioso, así podemos medir parámetros como la tasa cardíaca, tensión muscular, volumen del flujo sanguíneo, coherencia cardíaca,  respiración optima, ondas cerebrales, etc.
Si eres empresario, estos son algunos consejos para conseguir crear felicidad  en tu organización. “Del  mismo modo que no tenemos derecho a consumir riqueza sin producirla, tampoco lo tenemos a consumir felicidad sin producirla”

Crea un salario emocional; es un salario no monetario que es clave para fidelizar a un trabajador : oportunidad de crecimiento y desarrollo profesional, poder conciliar, tomar parte en las decisiones de la empresa, buen ambiente laboral…
Crea un liderazgo basado en dejar que  tus trabajadores tengan  éxito, decisiones compartidas con el equipo directivo  y predisposición siempre del líder a seguir aprendiendo (humildad). No funciona el antiguo  jefe dictatorial y centralizador . Funciona el jefe  que delega y confía en su equipo dejando hacer ( laissez-faire) con un estilo de liderazgo transformacional . El capital humano es lo que mueve a las empresas y lo que promueven los grandes cambios. Ya no se sigue al jefe por ser el jefe o por su posición formal. Deja que el aprendiz supere al maestro y siéntete satisfecho de ello alardeando de haber sabido identificar y retener  al talento en tu organización.
Flexibilidad horaria que permita conciliar; viernes por la tarde libres, teletrabajo,  semanas condensadas de trabajo (dar la posibilidad de acortar la semana laboral en menos jornadas si el objetivo marcado el trabajador lo ha acabado antes del viernes).
No al  “presentismo laboral” ;mide productividad, no las horas que tus empleados pasan en su silla porque puede que muchas de esas horas ( por ejemplo en las jornadas que ese alargan hasta las 20h de la tarde) estén “simplemente calentando la silla” ; conectados a redes sociales , o  haciendo llamadas personales.
Retribución variable adicional  ligada al beneficio de la compañía: fijar metas medibles y objetivas  que conozca previamente el trabajador. La clave en el sistema retributivo, estaría en modelar las tareas para que se conviertan en desafiantes y que lleven a la satisfacción personal  a la vez que  interesen a la empresa para cumplir su estrategia.
Se corrige en privado, se felicita en público.
Comparte la información con tus empleados; éxitos y fracasos, el plan estratégico  de futuro, los presupuestos, planifica y comunica la hoja de ruta al equipo. Si no lo haces generas incertidumbre y ante la incertidumbre la mente del empleado suele reaccionar activando un pensamiento negativo hacia la empresa y generándose cotilleos/comentarios ante la desinformación. Además, comunicar el plan, dará seguridad de que no se toman decisiones por impulso en la dirección o de forma arbitraria.
Divide y vencerás. No pretendas gestionar  todo hasta el más mínimo detalle,  porque al final sólo generarás un cuello de botella y te pondrás tú solo la soga al cuello creándote auto-estrés que acabarás pagando con tus empleados.
La zona de confort es el conjunto de competencias y habilidades que manejamos con soltura, donde no corremos riesgos. Muchas veces por miedo a conocer nuevas personas, nuevos entornos nos “acomodamos “en un trabajo que sabemos que no nos conviene profesionalmente ni física/psicológicamente , por el mero hecho de tener una “seguridad” salarial . El miedo, la incertidumbre de un futuro mejor, nos bloquea, generando pasividad y frustración y se entra  en un círculo vicioso de síntomas físicos que derivan en psicológicos y viceversa.

Sólo tú puedes romper ese círculo. Haz caso a tus  instintos. Decide. Arriesga. Afronta. Toma decisiones. Aprende que todo en la vida cumple su ciclo; decir adiós es necesario a veces para crecer. Las empresas son etapas y las etapas son lecciones. El mundo necesita soñadores y el mundo necesita hacedores pero sobre todo necesitan soñadores que hagan.

Si te identificas con estas situaciones descritas de estrés laboral , en Nascia Cartagena te ofrecemos poder  controlarlo para siempre   mediante las más  avanzadas técnicas de psicofisiología aplicada y neurotecnología .

Controlar el estrés disminuye significativamente el riesgo de tener un accidente cardiaco o cerebral, en Nascia te enseñamos como controlarlo.

Así mismo para las organizaciones ofrecemos programas de entrenamiento específico para profesionales , directivos y equipos. Aquí puedes ver toda la información. FORMACIÓN EMPRESAS

Nos adaptamos completamente a tus necesidades. Consúltanos sin compromiso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *