Pautas para enfrentarse al miedo y la ansiedad

Uno de los principales problemas que nos encontramos en nuestros Centros Nascia es el miedo al miedo (o ansiedad). Dicen que el miedo es como un monstruo que se alimenta a sí mismo, cuando hay miedo al miedo, y no se acepta el sentirlo, es cómo si nutrieras al “monstruo”, haciendo que crezca.

¿Qué tenemos que hacer para no alimentar a nuestro monstruo?. Sigue estas pautas.

Lo primero que hay que hacer es conocer nuestro miedo, saber exactamente qué es lo que nos provoca nuestro miedo inicial, a veces es algo muy claro, externo, como los perros, pero otras veces son nuestros propios pensamientos o sensaciones físicas que nos producen (esto es el miedo al miedo)

Lo segundo saber que esa sensación física, ese sentimiento, no nos va a matar, es algo normal y natural. Qué no pasa nada por sentirlo, que simplemente nos está avisando de que hay algo que puede ser potencialmente peligroso para nosotros (aunque eso seamos nosotros mismos y nuestros propios pensamientos). Y ahora lo más difícil, una vez que sabemos esto, aceptar ese miedo, aceptar que puedes sentir esa sensación física y que no te pasa nada. Qué no eres débil por sentirlo, piensa que pasaría si alguien te dijera que tiene miedo a algo, ¿tú pensarías de él que es débil?.

Lo tercero informarse mucho sobre ese miedo, cuándo apareció, por qué, qué piensas de ti mismo por sentir ese miedo y cuando te enfrentas a él. Conoce bien a tu “enemigo”, cuáles son las peores situaciones, qué lo empeora y que hace que sea más fácil enfrentarlo.

  • Busca esos recursos que te ayudarían a enfrentarlo.
  • Haz una lista de distintas situaciones ordenadas de las que menos miedo a más miedo te dan. Ejemplo, si me dan miedo los perros, posiblemente no sea igual si están sueltos o no, o si son pequeños o grandes.
  • Por ultimo visualízate enfrentado cada una de esas situaciones, de la que menos miedo te da a la que más miedo.

Después de haber hecho todo lo anterior, y de tomar la decisión de que quieres enfrentarte a él, esto resulta fácil. Como hemos dicho, lo más difícil es decidir enfrentarse y aceptar que puedes manejar y controlar esa sensación que te provoca el miedo.

Visita nuestros Centros Nascia. Pide cita sin compromiso y podremos ayudarte a controlar tu ansiedad y tus miedos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *