Halloween nos estresa, ¿qué cosas nos agobian?

Halloween nos estresa

Halloween nos estresa. No a todo el mundo pero sí a cada vez más gente, y queremos explicaros las razones que convierten algo que debe ser divertido en una situación estresante.

Cuando existe una obligación impuesta como la de tener que disfrazarse en un día del año concreto o que los niños tengan sus disfraces a punto pase lo que pase, dejamos al lado el componente divertido de la fiesta y pasa a ser un factor estresante más.

Hay ocasiones en las que por trabajo u otras obligaciones las fechas se nos echan encima y no hemos preparado nada: ni los disfraces, ni los adornos, ni los planes…Y es en ese momento, cuando no hemos planificado con tiempo pero tenemos que llevar a cabo todo sí o sí cuando el factor estertor aparece.

Las prisas, que no son buenas consejeras, nos llevan a comprar de forma express en los días de más jaleo los disfraces y demás accesorios. Porque hay una fiesta y queremos asistir, o porque los niños tienen una fiesta y hay que llevarles. Las aglomeraciones de esos días, la necesidad de comprar algo con el presupuesto ajustado porque ‘es halloween‘ no ayudan en absoluto.

Que Halloween nos estresa es una realidad para muchas personas por ejemplos como los que os hemos expuesto antes pero, ¿cómo debo afrontarlo? Pues tenemos que tener en cuenta varios aspectos para que no sea un día estresante:

  • Planifica con tiempo los disfraces y la compra de lo que necesites para ti o para ti y los tuyos. Si de verdad quieres disfrutar del día, ponte una alarma en el móvil para hacer todo lo que tienes que hacer días antes.
  • No es una obligación. Es decir, si te ves muy pillad@ en el tiempo y crees que lo vas a pasar mal no te preocupes. Siempre puedes disfrutar del tiempo con tus amigos con una cerveza sin necesidad de ir de vampiro/esa.
  • Pide ayuda. Si tienes que comprar disfraces para toda la familia, accesorios y demás no escatimes en apoyos. Para eso están los amigos y la familia, ¿no?

Esperamos que os haya gustado esta ‘particular’ entrada de hoy pero que refleja cada vez más una realidad: Halloween nos estresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *