5 consejos para un vuelo menos estresante

Viajar, y más específicamente volar, puede ser una experiencia muy estresante.

No solo el viaje en sí, sino las fases previas y todo el proceso de planificación hacen que muchas veces el estrés aparezca incluso bastantes días antes del viaje, activándonos en exceso ante cualquier pensamiento o actividad relacionada con los preparativos o el viaje mismo.

A continuación os indicamos 5 consejos básicos para minimizar tu estrés y hacer este proceso más cómodo y llevadero.

  • Elabora un listado con todo el equipaje que necesites.

Saber que tienes todo (desde el pasaporte hasta la ropa interior) es una manera segura de reducir el estrés antes del viaje.

Elaborar esta lista te asegura que no llegues al aeropuerto sin la documentación necesaria o que al llegar a tu destino compruebes que no has cogido una prenda de ropa importante o que se te ha olvidado el cargador del móvil, etc.

Hoy día existen incluso apps que te facilitan la labor y te ayudan a organizar tus listas de equipaje, así que… ¡no tienes excusa!

  • Llega al aeropuerto con tiempo suficiente.

Los aeropuertos son uno de los lugares más estresantes y estimulan nuestra ansiedad. Respeta los tiempos de facturación en función de tu vuelo y asegúrate de llegar con un margen de tiempo suficiente para evitar las prisas y el estrés de última hora.

Incluso si tu vuelo es internacional y necesitas realizar transfers, es conveniente que en la medida de lo posible intentes tener margen de tiempo, o plantearte la posibilidad de reservar un hotel y hacer noche cerca del aeropuerto si la salida de los vuelos es muy temprana.

aeropuerto estres

  • Utiliza las salas de espera o lounges del aeropuerto

Si viajas en primera, business, etc. tendrás acceso a las salas lounge y VIP del aeropuerto. Estas salas habitualmente están preparadas para proporcionar comodidad en las esperas y hacer que el viajero se encuentre tranquilo y lo más relajado posible, alejado del bullicio de la terminal. Hay incluso aeropuertos con spas instalados e instalaciones pensadas para minimizar tu estrés.

Sin embargo, aunque seas usuario de clase turista, hay opciones para acceder a este tipo de servicios que es conveniente que consultes: bien mediante programas de fidelización por vuelos frecuentes, o tarjetas de crédito que te permiten el acceso a estas salas al pagar los billetes con ellas, o abonos para la entrada en las salas VIP durante un año, etc. Cada compañía aérea marca sus criterios, pero no siempre es necesario viajar en business para acceder, y siempre es bueno poder encontrarse e n un lugar tranquilo y calmado.

 

aeropuerto estres1

  • Realiza ejercicio

Ya conocemos el efecto beneficioso que tiene el ejercicio para reducir el estrés y la ansiedad. Hay muchos aeropuertos que tienen gimnasio y clubs de fitness, y en casi todos los hoteles relacionados con los aeropuertos disponen de instalaciones deportivas. Puede ser buena idea comprobar si en los aeropuertos que visitarás existe este tipo de servicio y tal vez realizar una breve sesión de ejercicio moderado para liberar todas las tensiones acumuladas.

Si no puedes acceder a este servicio, siempre es bueno realizar ejercicios y estiramientos para contraer y relajar los músculos progresivamente a fin de reducir nuestra tensión muscular general.

  • Descansa adecuadamente

Por último pero no menos importante, intenta descansar y dormir todo lo que puedas en el avión. Tanto si viajas en una cabina de primera clase, como si lo haces en la clase turista, recuerda consejos simples como llevar ropa cómoda y ligera, usar complementos útiles para un viaje en avión como pueden ser tapones para los oídos, antifaz para evitar la luz, almohada para el cuello, o todo lo que consideres que puede aumentar tu comodidad.

Estos consejos pueden hacerte el proceso más fácil.

 

Si tu problema es el miedo o fobia a volar, recuerda que tenemos programas específicos de control de estrés que te ayudarán a controlar los síntomas y a eliminar el estrés y la ansiedad asociados a este tipo de trastorno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *