Diferencia entre el trastorno disfórico premenstrual (TDPM) y el síndrome premenstrual (SPM)

La principal diferencia entre los dos trastornos es la intensidad de los síntomas. El trastorno disfórico premenstrual (TDPM) es una forma grave, a veces incapacitante, del síndrome premenstrual (PMS). Aunque comparten síntomas, el trastorno disfórico premenstrual causa cambios intensos del estado de ánimo que pueden interrumpir la rutina diaria, faltar al trabajo, cancelar compromisos… Alrededor del 30 por ciento de las mujeres que menstrúan tienen el síndrome premenstrual y hasta un 8 por ciento de las mujeres con síndrome premenstrual tiene síntomas que cumplen los criterios para el diagnóstico de síndrome disfórico premenstrual.

En ambos síndromes, los síntomas aparecen en la última semana del ciclo menstrual y generalmente mejoran en unos pocos días después de que comience la menstruación. Ambos síndromes también pueden causar hinchazón de los senos, fatiga y cambios en el sueño y los hábitos alimentarios.
En el TDPM, sin embargo, los síntomas son más graves y debilitantes:

  • Desinterés en las actividades diarias y en las relaciones con los demás
  • Fatiga o falta de energía
  • Sensación de tensión o ansiedad
  • Sentimiento de pérdida de control
  • Deseo vehemente por consumir alimentos o comilonas excesivas
  • Altibajos en el estado de ánimo caracterizados por períodos de llanto
  • Irritabilidad que afecta a otras personas
  • Síntomas físicos como distensión abdominal, sensibilidad en las mamas, dolores de cabeza y dolor muscular o articular
  • Dificultades para dormir
  • Dificultades para concentrarse

La causa del síndrome disfórico premenstrual no es clara, se cree que los cambios hormonales juegan un papel importante. Una depresión subyacente y la ansiedad son comunes tanto en el SPM o TDPM, por lo que es posible que los cambios físicos y hormonales normales que desencadenan en el periodo menstrual de alguna manera exacerban los trastornos del estado de ánimo.

En Nascia podemos ayudarte con nuestro Programa de Síndrome Premenstrual, con un tratamiento profesional y personalizado para que no interrumpas tu ritmo de vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *