Cuatro consejos para reducir el estrés laboral

El estrés es muy común en el trabajo y sus efectos muy negativos en el rendimiento de los profesionales. El estrés en el trabajo tiene un gran impacto. De hecho, el estrés es la causa más frecuente de absentismo laboral por enfermedad.

No dejes que el estrés te pese. Aquí van los 4 consejos

1. Respira profundamente

La respiración abdominal y profunda, como patrón correcto pero también como herramienta para afrontar los problemas a lo largo del día te puede ayudar a mantener la calma en momentos de máxima tensión. Respirar tres veces profundamente cuando las cosas se vuelven demasiado tensas puede ayudar a relajar tu mente, desconectar y mejorar tu estado de ánimo. Levantarte de tu mesa y moverte, ya sea a través de estiramientos o un paseo corto, es una gran manera de retomar la jornada laboral. Cuando comienzas a sentirte tenso, realiza un ejercicio de relajación para volver a un estado más tranquilo.

Las idas y venidas de un despacho a otro, reuniones, comités, presentaciones…todo puede agregar estrés a tu apretada agenda. Da un paseo alrededor de la oficina para recargar energía.

2. Redecora tu espacio laboral

Coloca plantas o artículos de tu casa o familiares en la oficina. Al fin y al cabo, a veces pasas más tiempo en ella que en tu propia casa, si no contamos las horas de sueño…

La integración de las plantas en el lugar de trabajo no sólo embellece el entorno, sino que se ha demostrado que reduce el absentismo, reduce el estrés, baja la presión arterial, aumenta los sentimientos positivos, proporciona menores niveles de ruido, estabiliza la temperatura ambiente y la humedad. Vale, muchos de esos estudios están “avalados” por empresas de interiorismo, así que no exageremos …pero en cualquier caso, ¡alguna plantita no te hará mal!

También se pueden incorporar muebles ergonómicos y accesorios que aumenten tu comodidad en el trabajo, iluminación suave, y todo lo necesario para crear un espacio de trabajo más cómodo. ¡Recuerda también cuidar tu postura!

3. Reduce las interrupciones

Las interrupciones durante el día son distracciones y pueden causar una sensación de caos. Con el fin de reducir el estrés inducido por distracción, conviene aprender a manejar las interrupciones. Algunos han encontrado el éxito en el establecimiento de plazos para las llamadas entrantes y salientes de su línea de teléfono de empresa, mientras que otros prefieren establecer todas las reuniones por la mañana. Si tienes un cargo de responsabilidad y tu equipo no deja de interrumpirte, intenta programarte con ellos adecuadamente para que entre todos os coordinéis sin necesidad de interrupciones permanentes.

Si tu estrés proviene de interrupciones o de compañeros de trabajo, analiza cómo se pueden reducir las interrupciones o mejorar la comunicación con tus compañeros de trabajo.

¡La clave es la organización!

4. Organízate

Un lugar de trabajo o un escritorio desordenado es un lugar estresante. Comienza a usar tus archivadores de documentos y acaba con el desorden de tu escritorio. Si luchas para llegar a tu teléfono a través de un montón de carpetas y tazas de café que se encuentran en el camino, entonces es señal de que tu puesto de trabajo necesita algo de orden…

Para muchas personas, es complicado prestar atención cuando su puesto es un desastre. Organízate y verás mejorar las comunicaciones mientras que el estrés se reduce.

Si te encuentras estresado en el trabajo o constantemente preocupado por el trabajo cuando estás en casa, toma medidas para encontrar un estado de mente más tranquilo. La respiración profunda y ejercicios de relajación son una buena solución. Evalúa tu espacio de trabajo e intenta descubrir qué está causando el estrés que experimentas, o al menos aquellos factores que lo aumentan.

Mientras que un poco de estrés es común, no debes sentirte abrumado o agobiado hasta el punto de que tu productividad se resienta.

4 comentarios en “Cuatro consejos para reducir el estrés laboral

  1. me vienen genial los consejos porque ultimamente llevo un estres de elefante en el curro y no tengo dinero como para acudir a un psicologo… ademas aunque lo tuviera no es algo que me apetezca mucho.

    1. Hola Miguel,
      Gracias por participar y nos alegramos de que nuestros consejos te resulten útiles. Precisamente nuestro enfoque es totalmente objetivo y práctico y se basa en recuperar el control por ti mismo gracias al biofeedback, esa es la diferencia principal con lo que suele ser la terapia más convencional, que es algo diferente que no a todo el mundo le encaja, como dices.
      Un cordial saludo

  2. El que te de mucho sueño o no quieras le levantarte para llegar temprano a trabajar a pesar de saber que tienes mucho trabajo será estrés, siempre he llegado una hora hora y media antes se mi hora de entrada pero últimamente no lo hago y si lo deceo pero no se que me pasa

    1. Buenos días,
      Gracias por participar. La dificultad para permanecer despierto, la falta de concentración, que probablemente también estarás experimentando en relación a tu trabajo; la desgana, el desánimo, etc. son síntomas muy comunes relacionados con el exceso de estrés en nuestras vidas. También la “procastinación”, es decir, saber que tienes que hacer algo pero ser incapaz de hacerlo, ir posponiendo todas nuestras obligaciones progresivamente…
      Ya sabes, la solución está a tu alcance, estaremos encantados de ayudarte.
      Saludos cordiales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *