Compañerismo y Productividad

compañerismo y productividad

El “compañerismo” en el entorno laboral unido a las relaciones sociales y personales satisfactorias son excelentes remedios para evitar el estrés, según expuso el psicólogo clínico del Hospital Juan Canalejo de la Coruña, el Dr. Martínez Saude .

Explicó que un factor protector del estrés es el desarrollo de las habilidades de comunicación con los compañeros de trabajo dentro de la empresa (“compañerismo”).

En un momento en el que el trabajo en equipo es una de las habilidades más demandadas entre las empresas, el individualismo sigue afectando a ciertas organizaciones y genera estrés y ansiedad entre los compañeros.

¿Alguien se imagina que en un equipo de fútbol cada jugador saliera al campo con la intención de ganar el partido él solo?  El resultado de este tipo de comportamiento es  negativo.

El exceso de individualismo lleva a la derrota, a la ruptura del equipo, y por lo tanto a que los resultados no sean los deseados.

Hace unos días, un trabajador de una empresa en el que imparto formación, precisamente sobre Trabajo en Equipo, me hablaba sobre la ausencia de empatía en sus compañeros.  Él no se ha cansado de ayudar a su compañero cuando lo necesitaba, sin pensar en la recompensa, sólo por el sentido de hacer el bien. «Era mi compañero».

Desde hace unos meses, sufre unas crisis agudas de migrañas, va a trabajar todos los días con medicación y un día solicitó ayuda a un compañero para subir un material de oficina que pesaba mucho y no sólo no le ayudó sino que a la vuelta, tuvo que soportar cómo le humillaban con insultos.

No importa que nuestro trabajo se desarrolle en una oficina, en una fábrica o en una tienda. El compañerismo además de integrar el valor del respeto, es una inversión para que el grupo funcione. Si uno no es capaz de ponerse en los zapatos del otro, estará influyendo en que el trabajo no fluya.

Este hombre, me contaba que el grupo sigue al líder, el problema surge cuando éste no es el adecuado. Si el que debiera de encargarse de cohesionar a un número de personas para que empleen la palabra ‘compañero’ con un significado positivo, hace mal su trabajo, el resto también lo hace.

Si el líder (elegido o no) valora el individualismo, la agresividad mal entendida, promueve el atacar al compañero por ascender, o por ganar visibilidad ante un superior o el resto de la plantilla, poco podemos hacer.

Puede parecer extraño que estos comportamientos se den entre personas adultas, pero todavía ocurre. Y no sólo perjudican a un trabajador sino a un equipo, a un empresa pequeña, a un empresa familiar o en grandes multinacionales. Y si nadie detecta y frena estos comportamientos, la desmotivación y la falta de vinculación con la empresa harán que algunos opten por rendir menos, o si les es posible, opten por abandonar la empresa. Además de que genera un estrés grave que lleva adheridas unas consecuencias en la salud física y mental que pueda suponer la necesidad de pedir la baja laboral por estrés.

El estrés laboral es un tipo de estrés que se da en el ámbito laboral y puede provocar saturación y/o colapso físico y mental en el trabajador que lo padece afectando al resto de ámbitos de su vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *