Cómo afecta el estrés a la alimentación y viceversa

cómo afecta el estrés a la alimentación

En esta entrada queremos haceros ver cómo afecta el estrés a la alimentación. Normalmente ocurre que cuando se tiene un episodio de estrés se tiende a llevar estilos de vida poco saludables. Entre ellos están los hábitos nutricionales negativos.

Al encontrarnos en situaciones estresantes, la tendencia es elegir alimentos menos nutritivos y que nos eleven el estado anímico, como pueden ser azúcares y grasas saturadas.

El cómo afecta el estrés a la alimentación y viceversa se refleja en algunas actitudes como pueden ser:

  • Beber mucho café, ya que la cafeína incrementa los niveles de cortisol conocida como la hormona del estrés por lo que encima ayuda más a agudizar el estado de nerviosismo y descontrol. El exceso de cafeína además aumenta la tensión.
  • Se consumen más carbohidratos simples, grasas saturadas y grasas trans que también elevan el nivel de cortisol. Carnes rojas, lácteos sin desgrasar…todo ello se consume más y tiende a colaborar aún más a nuestra situación de estrés.
  • Se saltan comidas y eso es malo porque comer es muy importante para controlar el estrés. Parar para comer hace que el cuerpo descanse y el cerebro se relaje aliviando en cierta manera las situaciones de mayor tensión que se producen durante la mañana o la tarde.
  • No se bebe agua, por lo que no se tiene sensación de tranquilidad que es el mensaje que nuestro cerebro recibe cuando lo hacemos.
  • Utilizamos la comida de forma compulsiva, eligiendo mal los alimentos en muchas ocasiones tipo fast food y alimentos ricos en calorías o grasas no deseadas. Ello repercute en nuestro sistema inmunológico y por eso se tiende a enfermar más.

Para superar el estrés te proponemos una terapia diferente y efectiva basada en el biofeedback y el método Nascia.
 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *