CINCO CONSEJOS MÁS PARA COMBATIR LA HIPERTENSIÓN

Continuando con nuestro post anterior  en el que os dejábamos varios consejos prácticos para controlar la tensión, aquí os dejamos cinco pautas más, fáciles de seguir y que os ayudarán a evitar problemas derivados de tener una presión arterial excesivamente alta.

1. EVITA EL TABACO (Y SER FUMADOR PASIVO)

Además de todos los peligros y efectos perjudiciales del tabaco, la nicotina puede hacer que aumente la presión arterial en 10 mm Hg o más durante un máximo de una hora después de fumar. Fumar regularmente durante el día puede conllevar que tu presión arterial permanezca constantemente alta.

También debes evitar ser fumador pasivo. La inhalación de humo de los demás también te pone en riesgo de problemas de salud, incluyendo la presión arterial alta y enfermedades del corazón.

2. REDUCE EL CONSUMO DE CAFEÍNA 

El impacto de la cafeína en la presión arterial sigue siendo discutible. El consumo de bebidas con cafeína puede causar temporalmente un aumento en la presión arterial, pero no está claro si el efecto es temporal o de larga duración.

Para ver si la cafeína aumenta su tensión, intenta controlar tu tensión en los 30 minutos siguientes a beber una taza de café u otra bebida con cafeína. Si tu presión arterial aumenta de cinco a diez puntos, ten cuidado porque puedes ser sensible al aumento de la presión arterial por los efectos de la cafeína.

3. CONTROLA TU ESTRÉS

El estrés o la ansiedad pueden aumentar tu tensión. Tómate tu tiempo para pensar en lo que te hace sentir estresado, y una vez identifiques las posibles causas, considera cómo puedes eliminarlo o reducirlo.

Si no puedes eliminar todos los factores de estrés, puedes por lo menos hacer frente a ellos de una manera más saludable. Tómate descansos para realizar ejercicios de respiración  profunda. Aprende y practica técnicas de relajación. Si la autoayuda no funciona, busca a un profesional que te pueda asesorar y ayudar.

4. AUTOCONTRÓLATE Y VISITA A TU MÉDICO REGULARMENTE

Si tienes la presión arterial alta, es conveniente que te controles y midas la misma regularmente. Aprender a auto-controlar tu presión arterial con un tensiómetro portátil puede ayudar a motivarte. Pero no te obsesiones ni “compitas” contigo mismo por ver cuánto puedes bajar, etc. Consulta con tu médico sobre cómo llevar adecuadamente ese autocontrol antes de empezar.

Las visitas regulares a tu médico también pueden convertirse en una parte de tu rutina normal, si padeces de hipertensión. Estas visitas también te ayudarán a controlar tu presión arterial.

5. APÓYATE EN FAMILIARES Y AMIGOS

El apoyo de la familia y los amigos puede ayudar a mejorar tu salud. Pueden animarte a cuidar tu salud, ayudarte en los momentos en que estés bajo de ánimo o acompañarte al iniciar un programa de ejercicios para mantener la presión arterial baja. Habla con tu familia y amigos sobre los peligros de tener una presión arterial alta.

Recuerda que esto son sólo consejos básicos que en ningún caso pueden suplir la ayuda profesional, y no dudes en acudir a nosotros para empezar un programa de control del estrés que te ayude a controlar tu presión arterial y a minimizar los riesgos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *