Alimentos buenos y malos para el insomnio

Continuamos nuestro post anterior con una ampliación de los consejos prácticos, esta vez centrados en la alimentación.

“Somos lo que comemos” y esto afecta también a la calidad de nuestro sueño y descanso.

Ya comentamos anteriormente la conveniencia de llevar un horario equilibrado y evitar las comidas que generen digestiones pesadas, así como evitar cenar poco antes de acostarnos, etc.

Ahora vamos a profundizar un poco más y repasaremos rápidamente un listado de alimentos que nos pueden ayudar a combatir el insomnio, así como otros que conseguirán potenciarlo y alterar nuestro sueño.

La clave está en la composición de todos estos alimentos, ya que algunos de ellos favorecen la liberación de sustancias “dopantes” como la melatonina y la serotonina, ayudándonos a relajarnos y dormir. Además algunos de ellos contienen triptófano, un aminoácido que favorece la segregación de serotonina, de efecto tranquilizante. Otros alimentos, sin embargo, tienen el efecto contrario.

Entre lo que tienes que EVITAR:

    • Exceso de Grasas. Pasa de comidas excesivamente grasientas si lo que quieres es dormir. Conseguirás mejorar tu digestión y hacerla más ligera, lo que se traducirá en un sueño más profundo y reparador.
    • Comidas procesadas, harinas refinadas. Pizzas, bollería industrial, precocinados, etc.
    • Embutidos
    • Tomate
    • Chocolate
    • Patatas
    • Alimentos con alto contenido en azúcar.
    • Café y té, bebidas con cafeína (Ya comentado en nuestro anterior post, es vital evitarlas con suficiente antelación)
    • Alcohol (ya hemos comentado su efecto “rebote”)
    • Comidas excesivamente condimentadas

Todo lo anterior afecta a los neurotransmisores como la dopamina, es un  neurotransmisor fundamental que, al interaccionar con sus receptores, inhibe los efectos de la noradrenalina y disminuye la producción y liberación de melatonina a niveles que evitan inconvenientes para conciliar el sueño

Entre lo que nos puede AYUDAR:

    • Lácteos
    • Miel (En plan “remedio de la abuela”, pero funciona….un vaso de leche tibia con miel)
    • Huevos
    • Frutos secos: nueces, almendras…
    • Plátanos
    • Tila, manzanilla, infusiones no excitantes
    • Semillas de linaza y calabaza (y la propia calabaza), con muy alto contenido en triptófano
    • Pavo: contiene alto valor proteico pero sin grasas. Muy recomendable.

Hay más, muchos más, pero estos son algunos de los alimentos que nos pueden ayudar a dormir mejor.

En cualquier caso, siempre es importante mantener horarios regulares, y seguir las pautas que os dábamos en nuestro anterior post sobre el insomnio.

¡¡Felices Sueños!!

Un comentario en “Alimentos buenos y malos para el insomnio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *