Algunos hábitos que pueden afectar a tu salud mental

Nos hemos acostumbrado a realizar ciertas actividades, o incluso a adoptar actitudes que vemos normal, pero tal vez estemos creando un efecto negativo en la salud mental, es por eso que en ocasiones haya desequilibrios emocionales, sentimiento de enfado o irritación. Para intentar evitar que estos hábitos acaben con nuestra salud mental, vamos a explicar algunos de estos:

  • Adicción al trabajo: dedicar un excesivo tiempo del día a trabajar o a pensar sobre el trabajo harán que tengas más posibilidades de padecer una depresión, es por esto que el máximo dedicado no debe superar las 11 horas al día (aunque lo recomendable serían 8 horas). Además dicha depresión será resultado de altos niveles de estrés, falta de sueño o ausencia de relajación y desconexión.
  • No disfrutar del tiempo libre: pasar la mayoría del tiempo en la oficina, en casa o en algún lugar interior hará que pierdas valores como la relajación de pasear, el disfrute de la aportación de la Vitamina D de la luz solar o simplemente la satisfacción de separar las responsabilidades laborales y del hogar con el disfrute personal. Compaginar las actividades del día te hará sentir bien y evitará que pierdas tu control.
  • Crear una mente obsesiva: a veces la mente suele centrarse en preocupaciones de una manera obsesiva, creando una preocupación cada vez mayor. Hay que hacerse a la idea de que estos pensamientos pueden traer problemas físicos y lo que es peor, emocionales. Estos problemas se pueden agravar debido al estrés y a la ansiedad, derivando incluso en sufrir crisis nerviosas.
  • Reprimir los sentimientos: el que más puede dañar tu salud mental es la ira, reprimir el sentimiento de ira puede desembocar en que el rencor se apodere de la persona creando comportamientos obsesivos y cayendo en una depresión. Por ello, es importante expresar este tipo de sentimientos de una forma controlada y saludable, ya que guardarlo en el interior solo traerá problemas en tu bienestar.
  • Una mentalidad negativa: ser una persona pesimista implica que tú mismo te creas vulnerable, además de padecer trastornos de sueño, ansiedad o depresión. Ver el lado positivo de las cosas siempre te ayudará en hacer frente a todo lo que te ocurra.

Si te sientes identificado con alguno de estos hábitos puede que hayas perdido el control en algún momento. Si las técnicas que te recomiendan para reducir el estrés o aumentar tu bienestar no son útiles, la mejor opción sería visitar un profesional que te diagnostique de forma personalizada y te aplique un tratamiento a medida. Una buena alternativa son los métodos Biofeedback y Neurofeedback de Nascia, que lograrán que recuperes tu control y tu bienestar, ambos necesarios para disfrutar de la vida. Visítanos llamando al 91 770 58 85 la primera consulta es gratuita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *