Consejos para combatir el estrés diario

Estrés

En tu horario de trabajo …

Descansa regularmente
En tu horario de trabajo, tómate pequeños descansos de manera regular. Si puedes, intenta hacerlo en un ciclo de descanso por cada 90 minutos. Levántate, respira, cambia el plano de visión, habla con alguien, da una vuelta … prográmalo como un hábito.

Cuida tu postura
No dobles la espalda, no fuerces el cuello, siéntate apoyando ambos pies en el suelo.

Respira, respira y … respira!!
Intentar cuidar en todo momento tu respiración. Evita la respiración torácica, acostúmbrate a respirar abdominalmente, realiza ejercicios de respiración siempre que puedas. La respiración adecuada, tanto en número de respiraciones por minuto (tasa) como en patrón de inhalación-exhalación (amplitud) es clave para evitar procesos como las crisis agudas de ansiedad, ataques de pánico, ansiedad generalizada, etc. Además, a través de la respiración podemos equilibrar la regularidad de nuestra tasa cardíaca, consiguiendo la coherencia cardíaca que genera numerosísimos efectos beneficiosos para nuestra salud.

Sigue desconectando siempre que puedas
Aprovecha la hora de la comida para liberarte de la “tecnología”, intenta olvidarte del móvil al menos 20 a 30 minutos. No te preocupes, no vas a resolver tus problemas por estar continuamente pendiente de tu amado dispositivo. Y no, no es tan imprescindible como crees que es.

Y después del trabajo …

Aprovecha el camino a casa
Desconecta también en el camino a casa. Aprovecha para pensar, relajarte mentalmente, es mucho más fácil de lo que piensas si tienes los conocimientos, las actitudes y las herramientas necesarias.

Desconecta totalmente una hora antes de acostarte
Durante esa hora previa, no compruebes tus mails, olvida las redes sociales, ni estés pendiente de tu Blackberry, Ipad, smartphone, tablet o similar….Te ahorrarás dificultades para llegar a fases profundas de sueño.

No te lleves el teléfono a la cama
Algunas personas tienen a su smartphone como el mejor compañero de cama!! En casa, establece algunas reglas claras sobre cuándo y dónde utilizarlo y no te lleves el teléfono a la cama contigo, aunque creas que no, inconscientemente estarás pensando en él …

En un post anterior hablamos de Smartphones, tablets, portátiles, redes y desconectar en el afterwork sin estrés ni ansiedad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *