6 Claves para gestionar nuestro ego con éxito en nuestro equipo

¡MÁS ALMA Y MENOS EGO!

Hace tiempo que quería escribir sobre el ego.  algo que absolutamente todos poseemos, que de alguna manera nos define a cada uno y que en muchas ocasiones, por desgracia, se convierte en un verdadero enemigo para nosotros y nos juega malas pasadas. Yo creo que si lo podemos gestionar, nos favorecerá y obtendremos resultados mucho más beneficiosos para ti y para el equipo.

La palabra ego en latín significa “yo”. Para la psicología es la instancia psíquica a través de la cual el individuo se reconoce como yo y es consciente de su propia identidad.

Como consecuencia de lo anterior, media entre la realidad, los ideales del superyó y los instintos del ello (compuesto por los deseos y los impulsos).

 En el lenguaje coloquial, se suele hacer referencia el ego como exceso de autoestima.

 Tendemos a esconder nuestros miedos e inseguridades y construimos una máscara que está muy alejada de lo que realmente somos. Esto nos provoca #estrés y ansiedad que nos hace entrar en un círculo vicioso al estar y actuar constantemente desde un lugar de nosotros que realmente no somos. Además, los demás tendrán una imagen irreal de nosotros.

Liderar una empresa, un equipo, organización o departamento,  y conseguir que nuestro ego permanezca constante ante los éxitos y fracasos, no es fácil, pero aquí os facilito 6 claves que espero que os puedan ayudar.

  • La palabra convence pero el ejemplo arrasa. Sé el ejemplo de tu equipo o tu empresa. No subestimes a tu equipo, si tú no das ejemplo ellos tampoco te seguirán. Observa tus propias conductas, comportamientos y toma conciencia si das ejemplo de tus actos. Por ejemplo, si es importante para ti la puntualidad, predica con el ejemplo o sé flexible con los demás.
  • Identifica tus valores personales y los valores compartidos con tu equipo. Conocer tus valores, qué es realmente importante para ti y para tu equipo, es vital para conseguir objetivos alineados a los valores. Establecer planes de acciones a través de valores compartidos, hará que tu equipo crezca con mayor fuerza y determinación.
  • Saber que eres bueno en lo que haces, no te da un plus sobre el resto del equipo. La creatividad colectiva suele ser más potente que las ideas individuales y además consigue cohesionar, hacer equipo. Pero como el ser humano tiene ese afán de concentrarse en el foco del “yo-yo” (todos lo hacemos), de vez en cuando es bueno descubrir las bondades de ser uno más y trabajar codo a codo.
  • Asertividad y empatía. Valores que se predican mucho y se practican poco.

Asertividad: Es la capacidad que tenemos todas las personas para comunicarnos de una forma honesta, sincera y respetuosa, por lo tanto es la forma de expresar todo aquello que piensas siendo respetuoso contigo mismo y los demás.

Ser determinado es importante con las personas de tu equipo, ahora bien, practicar la asertividad te ayudará a comunicar áreas de mejora de los miembros de tu equipo sin mermar su autoestima y motivación.

 Empatía: es aquella capacidad o habilidad que permite a una persona entender el estado de ánimo de otra, sin necesidad de que se lo digan, y ponerse en su lugar en distintas situaciones.

A más ego, menos empatía, y al reducir el ego desarrollamos la empatía. Las neuronas espejo se activan cuando realizamos una acción y cuando vemos a otra persona realizarla, de tal forma que nos ayudan a ponernos en su lugar y por ejemplo, predecir con qué objetivo está realizando la misma.

La empatía no solamente ayuda a la convivencia profesional si no que constituye una competencia en sí misma. No es posible detectar las necesidades de nuestro equipo si no entendemos sus perspectivas y expectativas reales.

  • No dejes de responsabilizarte de tus actos. No hay excusas. Si algo no sale bien, será la responsabilidad del equipo. Si tú lo diriges, comienza a analizar en qué te equivocaste y focalízate en buscar soluciones sin culpar a nadie.

 

  • Celebra los éxitos con tu equipo. Así les haces participes y se sientan implicados para conseguir nuevos retos y resultados.

Ven a Nascia Barcelona y te ayudaremos a mejorar en lo que necesites. Contacta con nosotros sin compromiso. ¡La primera cita es gratuita!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.