¿Presenta mi hijo problemas que afectan a su rendimiento escolar?

El fracaso escolar es uno de los problemas más importantes en nuestro sistema actual.

En ocasiones el problema está latente, y no basta con analizar los resultados académicos del niño, especialmente en sus primeros años escolares.

Por eso, te presentamos un cuestionario que has de combinar con el seguimiento de sus calificaciones, pero que va más allá de ellas.

Porque no todo suspenso es fracaso escolar, ni todas las notas aprobadas son suficientes para dejar de preocuparse por la posibilidad de un futuro problema.

En ningún caso este test de autoevaluación puede sustituir la evaluación profesional, de modo que únicamente puede servir como herramienta útil para una aproximación previa al problema.

  • Aumento progresivo del número de suspensos.
  • Errores en el cálculo de su propia edad.
  • Déficit en hábitos de estudio.
  • Dificultades de concentración, de realización de tareas o de entendimiento de las mismas.
  • Incapacidad de organización.
  • Conductas o habla demasiado infantiles para su edad.
  • Actitud extremadamente negativa hacia el colegio, incluso con ansiedad.
  • Aislamiento en el entorno escolar.
  • Incapacidad para aceptar las normas.
  • Dificultades en la lectura, escritura o cálculo
  • Agresividad.
  • Dificultad para expresar sus emociones en la familia

Si crees que te podemos ayudar, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Desde el primer momento tendrás a tu disposición nuestra experiencia profesional y nuestra metodología propia para ayudarte a mejorar la calidad de vida y el nivel de bienestar del niño y su entorno.

Con total confidencialidad y atención exclusiva y recuerda, contacta sin compromiso y sin nada que perder, la primera entrevista es gratuita.